Órdenes Arquitectonicos

La arquitectura griega pertenece al sistema de columna y arquitrabe. Es decir, que emplea dos elementos rectos fundamentales: uno vertical, que sirve para sostener “COLUMNA” y otro horizontal, que se apoya sobre ésta y cubre un espacio o cierra un vano “ARQUITRABE O DINTEL”.

En el curso del tiempo los griegos fueron perfeccionando el sistema y creando distintas formas para cada uno de estos elementos constructivos y estableciendo relacione fijas entre ellos.

Cada uno de estos elementos tenía una función propia y una forma y tamaño determinados en una relación de proporcionalidad constante con los demás, de acuerdo a reglas estéticas y al conjunto de todo se la llamó ORDEN.

Estos órdenes fueron tres:

   El sistema era el mismo para los tres, lo que los diferenciaba eran las medidas y las formas de cada una de sus partes. Cada orden consta de tres partes:

  1. Entablamiento o parte superior
  2. Columna o pilar de soporte, dividido en: capitel, fuste y basa
  3. Basamento o parte inferior

En los templos griegos no hay dimensiones fijas, sino relaciones fijas de proporción entre las diferentes partes del edificio.

La búsqueda de la armonía visual del edificio, basada en la medida y la proporción, condujeron a los griegos a la creación del ORDEN ARQUITECTÓNICO. 

El orden es la articulación de las partes fundamentales del edificio en una serie de elementos, dotados de función y formas determinados, unidos por reglas fijas de proporción.